¿Cómo sé en qué clases registrar mi marca?

como-saber-clase-registrar-marca

Si alguna vez has querido registrar tu marca o estás en trámite para hacerlo, tal vez has escuchado las siguientes preguntas ¿en cuál clase NIZA vas a querer registrar tu marca? o ¿cuáles son los productos o servicios que deseas ofrecer para poder clasificar tu marca?, si te sientes identificada o identificado y no sabes de qué te están hablando te recomiendo que sigas leyendo.

¿Qué es eso de las Clases NIZA?

La Clasificación Internacional de Productos y Servicios, también conocida como Clasificación de Niza, establecida por el Arreglo de Niza en 1957, es una clasificación internacional de productos y servicios que se aplica al registro de marcas. Esta clasificación de acuerdo con la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual) se actualiza y pública cada 5 años; desde 2013 se publica una nueva y mejorada versión de cada edición anterior.

La Clasificación de Niza para marcas debe ser aplicada por todos los países que forman parte del Arreglo de Niza, esto quiere decir, que cada país miembro debe tener las mismas 45 clases Niza de productos y servicios que establece el Arreglo para poder llevar a cabo el registro y otorgamiento de una marca como signo distintivo.

Pero te preguntarás, ¿para qué sirve o por qué existe esta clasificación de productos y servicios?, esto es debido a que actualmente existen alrededor del mundo un sin fin de marcas en el mercado y por ello es necesario que exista un control para poder evitar que los consumidores se confundan a la hora de comprar un producto o servicio de una marca ya registrada, ya que sin esta clasificación existirían muchas marcas similares o iguales en el mercado, ¡imagínatelo sería un caos!

¿Cuáles son las 45 Clases Niza y cómo se dividen?

Si bien, ya te mencioné que existen 45 Clases Niza y que se dividen en productos y servicios, la pregunta ahora es: ¿cuáles clases son para productos y cuáles son para servicios?

Te explico, en México, como ya muchos saben, el encargado de todo lo que tiene que ver con Propiedad Intelectual es el IMPI, y una de sus tareas es facilitar a los usuarios la búsqueda y clasificación de productos y servicios necesarios para el llenado de las solicitudes de registro de marcas y avisos comerciales. Por ello, para cumplir con esta tarea, el IMPI creó ClasNiza una herramienta tecnológica que permite a los usuarios buscar información suficiente sobre los productos y servicios que pueden agregar a su solicitud para poder registrar su marca o aviso comercial.

Dentro de ClasNiza,  la clasificación de productos y servicios respetando el Arreglo de Niza relativo a la Clasificación Internacional de Productos y Servicios queda de la siguiente manera:

  • Se divide en 45 clases,
  • De la clase número 1 a la 34 es para productos, y
  • De la clase 35 a la 45 es para servicios.

¿Cómo usar ClasNiza para saber en qué clase registrar una marca?

Antes de mostrarte cuáles son los pasos a seguir para hacer la búsqueda de clases dentro de ClasNiza, te recomiendo ya haber elegido el nombre y el giro de tu marca, es decir ¿Vas a vender un producto o vas a prestar un servicio? Peeeeeeero si aún no tienes bien definido el nombre de tu marca y quieres ayuda para poder tomar una decisión, te recomiendo que vayas a leer estos dos artículos que pueden ayudarte a resolver tus dudas ¿Cómo elegir el nombre de una marca?, Cómo crear tu marca de forma segura o contactarte con nosotras para poder brindarte una asesoría adecuada a tus necesidades.

Después de esta recomendación, ahora sí podemos comenzar con la búsqueda.

Paso 1- Ingresar al buscador de ClasNiza

Paso 2 – Hacer la búsqueda de productos

En esta pantalla vamos a encontrar el número de clase (1), el título (productos), la descripción general de la clase (es decir los productos que comprende), una nota explicativa de lo que comprende esta clase y por último lo que no comprende en particular dicha clase.

Por último, en esa misma pantalla encontraremos un pequeño buscador dividido en varias columnas, pero no te mortifiques las columnas que más nos interesan son las columnas de clase y título, que es donde aparecerán los productos que podemos seleccionar en esta clase para añadir a la descripción de productos o servicios de la solicitud de registro de nuestra marca. En este buscador podemos saber si el producto o servicio que deseas ofrecer se encuentra específicamente en esa clase. Si no obtienes ningún resultado es porque hay que revisar en otra clase o buscar con una palabra diferente.

Paso 4 – Elegir la clase para registrar mi marca

Lo primero que tenemos que identificar es cuál de los dos tipos de marca tenemos, si de producto o servicio. Es muy importante que, aunque a primera vista parezca que el giro de tu marca abarca un mismo servicio, podría estar clasificado en más de una clase.

Por ejemplo, supongamos que tienes una cafetería, en donde vendes bebidas a base de café y tés. En este caso en específico, estarías ofreciendo un servicio, por lo que, la clase en la que deberías de registrar esta marca sería en: la clase 43 de servicios de restauración. Esto incluye restaurantes, cafeterías, pastelerías con consumo en el lugar, etc.

Sin embargo, si además de vender bebidas a base de café y tés quieres vender bolsas de café y té por kilo, tendrías que considerar registrar tú marca como un producto que pertenece a la clase 30 de productos. Esto siempre y cuando los productos que vendas lleven el nombre de tú marca en el empaque, si distribuirás café o té de otras marcas corresponderá a otra clase diferente.

¿Por qué registrar la misma marca en varias clases?

Te explico con el mismo ejemplo. Nota cómo, aunque el servicio de cafetería y la venta de café y té por kilo parecieran estar dentro de la misma categoría a simple vista, para el IMPI, según la clasificación de Niza, son dos clases diferentes como lo mostramos más arriba. ¡Ojo! Este registro en ambas clases se haría con el propósito de que tu marca tuviera mayor protección, sin embargo, no es obligatorio hacerlo, ya que todo dependerá de tus necesidades como vendedor y prestador de servicios.

Por último, te puedes llegar a preguntar ¿Qué pasa si aún tengo duda en qué clase voy a registrar mi marca?

No te preocupes, en Concreta estamos encantados de ayudarte a saber cuál es la clase correcta en la que debes registrar tu marca, ya que sabemos que esta es la parte FUNDAMENTAL del proceso de registro de tu marca y de esto depende la protección que puedas lograr. Ten la seguridad de que no te dejaremos sola, ni solo, ya que te acompañaremos en cada parte del proceso.

En Concreta Legal estamos para orientarte en todo lo referente a tu registro de marcas, el uso de tu slogan y la protección de tus derechos de autor, a fin de que logres tomar una decisión informada y evitar cualquier trago amargo durante todo tu proceso.