¿Qué es la Clase 43 en el IMPI?

Clase-43-Niza

Todo lo que los restaurantes y hoteles deben de saber sobre la Clase 43

Una vez que desees llevar a cabo el registro de tu marca, nombre comercial o logotipo en el Instituto Mexicano de Propiedad industrial, lo primero que necesitarás saber es a qué clase pertenece en virtud tu giro de negocio, servicio o producto. ¿Suena confuso? ¡No te preocupes! Aquí te platicamos todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Qué son las clases Niza?

La Clasificación de Niza, establecida por el Arreglo de Niza en 1957, es una clasificación internacional de productos y servicios que se aplica al registro de marcas y permite, como su nombre lo dice, clasificar y diferencias las marcas entre aquellos de su mismo giro comercial, a fin de evitar la existencia de registros similares o idénticos. Esta claisificación se actualiza y publica cada 5-cinco años a partir de 2013.

¿Qué productos y servicios aplican en Clase 43?

Algo sumamente interesante y lo principal dentro de este artículo es la clase 43 y te preguntarás ¿Por qué? Bueno, esta clase, de manera muy general, se refiere a los servicios de restaurantes y hospedaje temporal, no obstante, debemos ser muy cuidadosos respecto a cuáles servicios o productos efectivamente entran en el alcance de las descripciones “restaurante” y “hospedaje temporal”, de lo contrario, al momento de llevar a cabo un procedimiento de registro de una marca, nombre comercial o logotipo, la autoridad podría negar dicho registro, o peor, podrías estar registrado en una clase errónea, mientras que alguien más usa un marca similar o idéntica en tu misma industria.

Si actualmente llevas a cabo alguno de los servicios señalados debajo, ¡excelente! Puedes clasificarlos dentro de la clase 43: 

  • La reserva de alojamiento temporal, por ejemplo, la reserva de hoteles.
  • Los servicios de residencias para animales.
  • El alquiler de salas de reunión, tiendas de campaña y construcciones transportables.
  • Los servicios de residencias para la tercera edad.
  • Los servicios de guarderías infantiles.
  • La decoración de alimentos, la escultura de alimentos.
  • El alquiler de aparatos de cocción.
  • El alquiler de sillas, mesas, mantelería y cristalería.
  • Los servicios de bares de shisha.
  • Los servicios de chefs de cocina a domicilio.

Ahora bien, si ya te encuentras registrado en la clase 43 o apenas llevarás a cabo el registro de tus marcas ante el IMPI, debes conocer que las siguientes actividades pueden asemejarse a servicios de restaurante u hospedaje pero NO forman parte de la clase 43:

  • Los servicios de alquiler de bienes inmuebles, tales como casas, apartamentos, etc., para la ocupación permanente (Clase 36).
  • Los servicios de organización de viajes prestados por agencias de turismo (Clase 39).
  • Los servicios de conservación de alimentos y bebidas (Clase 40).
  • Los servicios de discotecas (Clase 41).
  • Los servicios de internados (Clase 41).
  • Los servicios de casas de reposo y convalecencia (Clase 44).

¿Dónde puedo consultar las Clases Niza?

Tal y como sucede con la clase 43, los usuarios que deseen registrar algún elemento de propiedad industrial ante el IMPI deben asegurarse de conocer a qué clase efectivamente pertenecen. Puedes consultar a detalle cada una de las clases en cualquiera de los links siguientes: En español (https://clasniza.impi.gob.mx/clases) en Inglés o Francés (https://www.wipo.int/classifications/nice/nclpub/en/fr/).

¿Cuándo debo acudir con un profesional?

Dada la relevancia de esta clasificación, te recomendamos ampliamente acudir con un profesional en la materia, de manera que se estudie todos y cada uno de los productos y/o servicios que llevas a cabo y se clasifiquen correctamente. Obtener asesoría de personal especializado en materia de propiedad industrial, como lo es el equipo de Concreta Legal a su vez permitirá la reducción en tiempos y costos de tus trámites de registro ante las autoridades correspondientes.

En Concreta Legal estamos para orientarte en todo lo referente a tu registro de marcas, el uso de tu slogan y la protección de tus derechos de autor, a fin de que logres tomar una decisión informada y evitar cualquier trago amargo durante todo tu proceso.