¿Por qué es importante proteger los empaques de mis productos?

proteger-empaque-productos

Los empaques de los productos nos permiten identificar fácilmente a un producto de la competencia en el mercado. Es común que los empaques cuenten con signos distintivos y características que llamen la atención al consumidor para que éste pueda identificarlos cada vez con mayor facilidad y que no se preste a confusión con otra marca.

El diseño de los empaques de los productos es un factor muy importante que el consumidor toma en cuenta para la adquisición de los productos. En ciertas ocasiones el empaque es un factor determinante ya que la apariencia de tu producto, al ser captada por los sentidos como la vista y el tacto, permite al consumidor guardar un recuerdo de la experiencia con el empaque de tu producto.

En la actualidad, la apariencia del empaque es un valor agregado para tu producto y grandes corporaciones lo han utilizado para aumentar sus ventas, lo que les ha permitido aumentar su valor comercial. Es muy importante que tú como emprendedor protejas tus productos y que esos elementos como el color, forma, etiqueta y empaque, que hacen único a tu producto y que permiten al consumidor identificarlo claramente en el mercado, se encuentren protegidos y que nadie más pueda copiarlos.

¿Cómo protejo los empaques de mis productos?

Para saber cómo proteger tus empaques primero es importante conocer sobre los antecedentes de lo que puede ser registrable como marca. En este punto cabe destacar que no solamente pueden ser registrables las marcas nominativas o mixtas ya que derivado de la reforma a la antes Ley de la Propiedad Industrial, ahora Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial (LFPPI) pueden ser registrables “todo signo perceptible por los sentidos y susceptible de representarse de manera que permita determinar el objeto claro y preciso de la protección, que distinga productos o servicios de otros de su misma especie o clase en el mercado.”

De acuerdo con el artículo 172 fracción segunda de la LFPPI, la pluralidad de elementos operativos o de imagen como el tamaño, diseño, color, disposición de la forma, etiqueta, empaque, decoración o cualquier otro que, al combinarse, distingan productos o servicios en el mercado pueden constituir una marca. Para entender mejor el tema, de acuerdo con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) el conjunto de características únicas y distintivas de los empaques de tus productos es la imagen comercial.

Lo anterior significa que en años pasados, antes de la reforma, solamente se podía registrar como marca todo signo visible que distinguiera productos o servicios y ahora puede ser registrable como marca cualquier signo que pueda ser perceptible por los sentidos, ya no solamente la vista, sino también el olfato, oído, tacto y gusto.

 Esto abre las puertas a que los empaques de tus productos puedan ser registrados como imágenes comerciales y que tú puedas proteger todos los signos distintivos que permiten al consumidor identificar tu marca. Por lo tanto, para proteger los elementos que distinguen a tu empaque éstos deben ser registrados ante el IMPI como una marca. De esta forma, al registrar tu empaque como imagen comercial estarás gozando de los mismos beneficios que el registro de una marca. Entre ellos que el registro de la imagen comercial tendrá una vigencia de diez años contados a partir de su otorgamiento con la posibilidad de renovarse cada diez años.

El Derecho a la Imagen Comercial

De acuerdo con nuestro Tribunal Superior, se ha definido el derecho a la imagen comercial como un derecho que deriva del derecho de propiedad industrial y que es entendido como la pluralidad de elementos que al ser combinados permiten distinguir productos o servicios, representando una ventaja competitiva al generar que el producto pueda ser identificado.

Este derecho se encuentra protegido por la fracción XXIV del artículo 386 de la Ley Federal Propiedad Industrial, ya que prohíbe que se use la combinación de signos, elementos operativos o de imagen, que permitan identificar productos o servicios iguales o similares en grado de confusión a otros protegidos por el ordenamiento ya mencionado, que por su uso induzcan al público en confusión, error o engaño, por hacer creer que existe una relación entre el titular de la marca y quien presume serlo ante los consumidores sin un título justo.

Esto quiere decir que en caso de que una persona presuma ser el titular y utilice la combinación de los elementos que distinguen a la marca para confundir al consumidor será sancionado por medio de una infracción administrativa. Es importante señalar que para que la infracción administrativa sea procedente, la imagen comercial debe estar ya registrada ya que de lo contrario no serías titular del derecho y no podrías oponerlo a terceros.

¿Cómo se registra una imagen comercial?

El registro de una imagen comercial se puede realizar a través del portal del IMPI. Para registrar tu imagen comercial debes incluir diversas fotografías o dibujos y éstas deben presentarse en tres planos: ancho, alto y volumen. Es indistinto si las fotografías o dibujos se presentan a color o a blanco y negro ya que lo importante es que sean legibles y permitan identificar claramente lo que se busca proteger.

Además de las fotografías es necesario agregar una descripción detallada de las mismas, en este punto es importante recordar que la descripción debe ser bastante clara y concisa, no puedes agregar descripciones técnicas ni adjetivos calificativos. Un ejemplo de la descripción de una imagen comercial es la siguiente: Una botella de plástico, con una etiqueta rosa y tapa roja con puntos negros. Es sumamente importante que agregues las fotografías correspondientes y una descripción detallada, ya que de lo contrario el IMPI puede requerir tu marca de fondo solicitando aclaraciones y subsanaciones para que el registro pueda ser procedente.

Recuerda que en Concreta contamos con experiencia registrando imágenes comerciales y nos encantaría poder ayudarte a proteger los empaques de tus productos para que tu negocio cuente con la suficiente protección legal y que nadie más pueda copiarse o aprovecharse de los elementos que distinguen a tus empaques.  

En Concreta Legal estamos para orientarte en todo lo referente a tu registro de marcas, el uso de tu slogan y la protección de tus derechos de autor, a fin de que logres tomar una decisión informada y evitar cualquier trago amargo durante todo tu proceso.