Apostemos por una cultura de paz

Cultura de La paz(1)

La ley máxima que rige a todo nuestro país, que es la Constitución Política de los Estados Unidos de México, desde el 2008 nos ha dado la oportunidad de tener en manos de los particulares la oportunidad de ejercer nuestra propia impartición de justicia, esto no quiere decir que ahora todos somos jueces, sino que, a través de los métodos alternos de solución de conflictos, podemos dialogar sobre nuestros conflictos que tengamos con otras personas y poder llegar a acuerdos que se plasman en un convenio y que al ser avalado por el Instituto de Justicia Alternativo del estado de la Republica donde estemos, será que tengamos un documento que tiene un valor de una sentencia, como si la hubiera emitido un juez.

Ahora la diferencia que marca estos nuevos tiempos de impartición de justicia es que, con la finalidad de que los Juzgados de todo nuestro país, no tengan tanto trabajo sin desahogarse y que en asuntos que nosotros podamos resolver entre particulares nuestros propios conflictos, en un ambiente que nuestras leyes han llamada Cultura de Paz. Otra gran diferencia es que, con la oportunidad de poder resolver nuestros propios conflictos, evitaremos ir a demandas que pueden durar mucho tiempo o mucho dinero.

Todo esto va encaminado a que con la Cultura de Paz siempre tengamos en nuestra forma de vida, un hábito de dialogar, comprender la molestia o incluso hasta el sentimiento que pueda tener nuestra “contraparte”, para poder identificar cuáles son las pretensiones de cada una de las partes y poder construir un acuerdo sin necesidad de demandarse, pues hasta el hecho de recibir una demanda, puede llegar a ser una molestia que no abone nada a la solución del conflicto, sino que al contrario, escale aun mas las molestias y exista una mínima oportunidad de llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes.

En mi caso como mediador, la Cultura de Paz se ha vuelto una forma de vida, que me ha permitido conocer una nueva cara de la impartición de justicia y he tenido la experiencia de ayudar a las personas que vienen a mi oficina con un conflicto, que para muchos pudiera ser un conflicto común ya sea entre familias, entre particulares con un tema por ejemplo de arrendamiento, entre otros que pudiera mencionar y la oportunidad y confianza que nos dan para resolver mediante el dialogo sus conflictos, es una satisfacción que me queda como profesionista y que nos hace estar en esta nueva era de la justicia.

Ha sido difícil que las personas conozcan y confíen en los métodos alternos de solución de conflicto, pues, aunque esto lo tenemos desde el año 2008, ha ido poco a poco tomando su importancia, pues sin duda alguna todos los que nos hemos empezado a formar dentro de estos métodos, hemos tratado de realizar la mejor difusión posible para que todas las personas puedan conocer y acceder a estos métodos alternos.

Hoy en día, en mi experiencia, ya muchas personas que no son abogados empiezan a dominar estos temas de métodos de solución de conflicto y ya llegan a las instalaciones de tu oficina preguntando si tu como profesionista puedes desarrollar un método alterno ante el conflicto que lleven para presentarte.

Hay que decir que no solo los abogados pueden formarse en el ámbito de los métodos alternos de solución de conflictos, actualmente, cualquier profesionista que cumpla los requisitos que expiden los Institutos de Justicia Alternativa en cada estado de la República, puede obtener su certificación para desarrollar estos métodos, sin embargo, el único requisito que se solicita a los profesionistas que no son abogados, es que al momento de desarrollar alguno de los métodos contemplados en este sistema, estén asistidos por una persona que sea Abogado o Licenciado en Derecho, pero hay que reconocer, sobre todo con los profesionistas Psicólogos, que llegan a ser un gran apoyo en las sesiones que desarrollamos, ya que es difícil que los abogados o Licenciados en Derecho, de un sistema “tradicional” cambiemos el chip a esta nueva época que nos trae los métodos alternos de solución de conflictos.

Ahora, no solo las personas han empezado a aceptar a los métodos alternos de solución de conflictos, también algunas dependencias gubernamentales que manejan créditos, empresas privadas también dedicadas a otorgamientos de créditos o arrendamientos han empezado a optar por apostarle a convenios de métodos alternos que ayude a ambas partes a tener acuerdos respecto a esos créditos, para efecto de reconocer los adeudos y las formas de pago.

Al final de cuentas, firmar un convenio de esta naturaleza ha ayudado hasta en la parte interna de cada persona, o tal vez incluso en la psicológica, a estar de acuerdo en que se tiene un compromiso -que en temas legales le llamaríamos una obligación- y así mismo recibes derechos, que se tienen que cumplir, y que con la ayuda de todos los compañeros que desarrollan los métodos alternos de solución de conflictos damos a entender a las partes de la importancia y hasta donde pueden llegar los efectos de firmar este tipo de documentos. Las personas se van concientizadas de que más allá de hablar de un problema, hablamos de que las partes llegaron a un acuerdo que fue tomado solamente entre ellos y que por esa razón tendrán que respetar. De pronto pareciera que es como en los tiempos de antes donde como decía mi madre “la palabra contaba mucho”, pues bien, pareciera que sin tanto trámite legal, hemos llegado nuevamente a esos tiempos donde esa palabra era hasta de honor.

Seguiremos en cada espacio que se nos permita, invitando a todos a que crean y accedan a los métodos alternos de solución de conflictos, porque como lo he tratado de plasmar, la Cultura de Paz, lo único que puede garantizar es que exista incluso menos violencia entre las personas, menos conflictos y más concientización de los compromisos que día a día tomamos ante otras personas.

¡Apostemos por una CULTURA DE PAZ!

Noé Carreño Herrera es Licenciado en Derecho por la Universidad Enrique Díaz de León, especialista en Métodos Alternos de Solución de Conflictos, actualmente Prestador de Servicios de Métodos en el estado de Jalisco. Miembro fundador de la firma legal Carreño, Cruz & Asociados, en donde resuelven asuntos relacionados con los hackeos a las cuentas de cuentahabientes, esto dentro de la materia mercantil, así como de ciberseguridad.

En Concreta Legal estamos para orientarte en todo lo referente a tu registro de marcas, el uso de tu slogan y la protección de tus derechos de autor, a fin de que logres tomar una decisión informada y evitar cualquier trago amargo durante todo tu proceso.