¿Cómo proteger un libro en su totalidad?

como-proteger-libro

Escribir un libro conlleva un proceso largo de trabajo, tiempo y esfuerzo que no dejarías que meses o años de trabajo se queden desprotegidos, de ahí la importancia de la propiedad intelectual para que todos los autores puedan proteger sus libros.

No te preocupes, en este artículo te decimos los pasos para proteger tu libro.

1. Registra tu Obra ante INDAUTOR

Paso súper esencial para tener protección de tu libro e incluso te recomendamos que sea lo primero que hagas. 

Te preguntarás ¿por qué es importante registrar mi libro ante INDAUTOR? Porque por medio de un certificado, emitido por este Instituto, se muestra que eres el autor del libro y todo uso y comercialización que se haga sobre tu el mismo debe estar autorizada por ti. También  te protege por si un día alguien dice que tu libro le pertenece y que él lo creó o bien, evitar controversias si son varios autores, ya que el registro será una prueba indiscutible puesto que viene señalado el nombre de la obra, su(s) autor(es) y la fecha de expedición. Este certificado te da una protección certera al contenido de tu libro.

Debes saber que el certificado del registro de obra protege el contenido dentro del libro, tal cual está escrito pero NO la idea que hay detrás. Recuerda que las ideas no son protegibles, estas deben estar plasmadas para tener protección. Contar con el certificado del registro de tu libro muchas veces es un requisito para comercializarlo con editoriales, librerías, plataformas digitales, tiendas  etc. 

Los libros son considerados obras literarias al momento de registro, pueden ser de ficción, como una novela o un cuento, pero también abarcan los libros técnicos, científicos y todo manual, sin importar su fin ni su valor.

2. Obtén tu ISBN y Código de barras

El ISBN es el International Standard Book Number, como lo dice su nombre es el número internacional para la identificación de los libros por sus títulos, ediciones y formatos, que sirve para el uso comercial de los libros. No da protección a tu libro, solo permite identificarlo. Aquí te dejamos un ejemplo de cómo se ve:

Mucho ojo, este número es único y es importante que sepas que le corresponde solo a la edición con la que se solicitó el número ISBN. Por lo que en función de la edición o presentación del libro, ya sea que una edición sea en pasta dura y la otra en pasta blanda; o que tu libro sea versión cosida y engargolada, el ISBN  será diferente aunque el contenido sea el mismo. De igual manera, si cambias parte significativa del contenido del libro aunque la portada o formato no haya cambiado, el ISBN será diferente. Por eso es muy importante que ya hayas terminado tu libro y determinado el formato de publicación. 

El ISBN es para libros físicos y digitales y si quieres empezar a venderlo por Amazon o tiendas online se te va a requerir para su comercialización. Al momento de solicitarlo al INDAUTOR se te pedirá información diferente según el formato en que tu libro se encuentre. 

3. Registra como marca el nombre de tu libro en el IMPI

El nombre de tu libro es lo que permite identificarlo de otros. Por eso, es importante que cuando ya tengas el título lo registres como marca en el IMPI. Y te preguntarás, ¿en qué clase NiZa debo registrar mi libro? la respuesta es la 16. Recuerda hacer la búsqueda fonética y asegurarte que no exista alguna marca ya registrada con el mismo nombre o similar, eso también te va a servir para que le puedas dar un nombre más original y distintivo.

4. Recuerda las Cesiones de derechos y Licencias de uso

Conoce el valor de tu libro, al ser una obra literaria se desprenden derechos morales y patrimoniales. Los derechos morales son los que le pertenecen al autor, quien realizó la obra y los patrimoniales por naturaleza son del autor en un principio pero este puede cederlos a otra persona para que les saque provecho. 

Ahora, al conocer estos derechos que tiene el autor entendemos que los derechos morales no se pueden ceder pues son exclusivos del autor y nadie puede quitárselos. Ahora, los derechos patrimoniales son básicamente los del dinero por eso debes conocer acerca de las cesiones de derecho y licencias de uso.

Las cesiones de derecho son para que el autor pueda ceder todo o solo una parte de los derechos patrimoniales de su libro por un tiempo determinado, donde estará recibiendo el titular patrimonial las ganancias del libro que se hayan pactado en el contrato.

Ahora, la licencia de uso es el permiso que otorga el titular de los derechos patrimoniales con la autorización previa del autor para la utilización del libro para algún fin determinado por las partes.

Recuerda que toda la reproducción, publicación, edición o fijación material de una obra en copias o ejemplares será autorizada o prohibida por el titular del derecho patrimonial como señala el Artículo 27 de la Ley Federal de Derechos de Autor.

5. Realizar las reservas de derecho de tus personajes

Como te comentamos anteriormente, el registro de tu obra te otorgará la protección del escrito de tu libro y es el primer paso para comenzar en este camino. Sin embargo, si lo que buscas es una protección aún más profunda debes considerar el realizar una reserva de derechos de los personajes.

La reserva de derechos lo abordaremos en otro artículo, pero básicamente consiste en registrar la personalidad y acciones de los personajes más importantes que aparezcan en el libro. El realizar la reserva te permitirá disminuir aún más la posibilidad de que alguien escriba algo similar a lo que tu ya tienes en tu libro.

En Concreta podemos ayudarte con todos estos trámites, con gusto te damos asesoría y lo hacemos por ti para que puedas tener una protección completa de tu libro y lo puedas comercializar sin miedo a que se aprovechen y puedas tener las ganancias que te corresponden.  

En Concreta Legal estamos para orientarte en todo lo referente a tu registro de marcas, el uso de tu slogan y la protección de tus derechos de autor, a fin de que logres tomar una decisión informada y evitar cualquier trago amargo durante todo tu proceso.