¿Cómo protejo mi PI con un NDA?

protege propiedad intelectual confidencialidad

Confidencialidad, una palabra muy utilizada en los negocios, invenciones, contratos y cualquier lugar donde exista información que no debe ser compartida con el público en general. La confidencialidad es un elemento importante en la propiedad intelectual porque es la que se encarga de proteger la información sensible que tiene un valor económico o ventaja con sus competidores y si es divulgada podría perder su valor. Es por eso que se necesita una protección a través de un NDA.

Un NDA (Non Disclouser Agreement) o Acuerdo de Confidencialidad es un contrato que protege información sensible la cual es propiedad y compartida por el llamado divulgante hacia el receptor (el que recibe la información).

Existen diferentes tipos de NDAs con los que puedes proteger tus inventos: el unilateral, el cual solo una de las partes va a compartir información confidencial; el bilateral, donde ambas partes de comparten mutuamente información y están mutuamente obligadas a mantenerlo confidencial durante el tiempo pactado; y el multilateral, donde una parte comparte su información confidencial a diferentes personas.

¿Qué información no se considera como confidencial?

No toda la información es confidencial, así que no toda la información se puede proteger por medio de un acuerdo de confidencialidad como la siguiente:

  • La información que sea de dominio público.
  • Información que se encuentre en el dominio público antes o en el momento de su acceso por el receptor.
  • Información que ya el receptor tuviera conocimiento y sin obligación de guardar confidencialidad.
  • Aquella información que sea exigida por una ley o un mandato judicial.

¿Qué se debe incluir en el acuerdo de confidencialidad?

Dentro del acuerdo de confidencialidad es importante incluir los nombres completos de las partes (los que comparten la información (divulgante) y los que reciben la información (receptores)), ya sean físicas o morales como se señala en su identificación oficial o acta constitutiva.

También se debe incluir dentro del NDA el objeto por el cual se comparte la información confidencial, ya sea por un trabajo, prestación de servicios, un proyecto y señalar cuál es la información que es confidencial, todo lo que se comparte o cierta parte del contenido.

La vigencia del contrato, donde se señala por cuanto tiempo se compartirá la información y las obligaciones que se señalen en el acuerdo. Así mismo, no debes olvidar señalar, en caso de que seas el divulgante, que en cualquier momento que lo desees se puede solicitar la devolución de la información e incluso la destrucción de lo que se haya dado a conocer al receptor y el tiempo en el que deben devolver o destruido.

No olvides poner las sanciones en caso de que se incumpla el contrato donde se deberá obligar al receptor a pagar los daños y perjuicios. Y como siempre mencionamos que es sumamente importante, las firmas de las partes no pueden faltar en tu contrato, sin estas no es válido.

El NDA no otorga permisos de distribución o propiedad

El hecho de que se permita el acceso a la información confidencial no le otorga a nadie ningún permiso, derecho de licencia, patente o propiedad intelectual. Es tu información y nadie puede sacar provecho sin tu permiso expreso.

¿Cuándo puedo firmar un NDA?

Cuando tú, como persona física o moral, desees proteger cierta información cómo tu propiedad intelectual o secretos profesionales con personas ajenas. Es bastante común en temas de patentes, modelos de utilidad o registro de obras, donde la información que se comparte es de carácter sensible y, como hemos mencionado, representa un valor o ventaja sobre los demás. Es parte de tu patrimonio.

¿Qué pasa si no firmo un NDA o está mal redactado?

Es importante recordar que el acuerdo de confidencialidad no es obligatorio, pero es una forma de protección para todo inventor intelectual o creativo, emprendedor o empresario, pues te permite tener un documento donde ambas partes firman y se obligan para con el otro y en caso de incumplimiento al acudir a juicio sirve como prueba donde el receptor se tendrá que hacer responsable de las sanciones que la autoridad determine.

Si tu acuerdo de confidencialidad no está bien redactado podría causarte problemas, recuerda que lo que estás protegiendo es tu patrimonio y si no lo haces con el cuidado, tiempo y ayuda de un profesional, estás poniendo en riesgo tu dinero. No tener un NDA claro podría provocar grandes pérdidas para tu negocio y economía, porque da lugar a confusiones e interpretaciones que pueden dejar desprotegida tu información y las personas podrían sacar provecho de ello.

En Concreta podemos ayudarte con tu Acuerdo de Confidencialidad para que puedas tener la seguridad y certeza de que tu negocio, invento, marca o cualquier información confidencial que tengas esté protegida y puedas llevar a cabo son problema los planes que tienes.

En Concreta Legal estamos para orientarte en todo lo referente a tu registro de marcas, el uso de tu slogan y la protección de tus derechos de autor, a fin de que logres tomar una decisión informada y evitar cualquier trago amargo durante todo tu proceso.