Whatsapp, Telegram o Signal: Privacidad

whatsapp-privacidad

En Concreta Legal, uno de nuestros principales servicios es el de registro de marca. Sin embargo, también nos interesa todo lo relacionado con los contratos, como lo son los llamados Términos y Condiciones. Por eso es que en este artículo queremos tocar el tema del cambio en las políticas de uso de Whatsapp.

En los últimos días se ha levantado mucha curiosidad y atención a las plataformas digitales de mensajería. Esto debido a la actualización de las políticas de privacidad de Whatsapp anunciadas y que tendrán como máximo al 8 de febrero con la consigna de que: “De no aceptarlas, Whatsapp eliminará la cuenta” (Y, por consiguiente, la información contenida en ella).

Esto causó mucha controversia mundial, ya que es bien sabido que Whatsapp es un servicio de mensajería utilizada en donde se intercambia información financiera sobre pagos, cuentas de pago, información transaccional, entre mucha otra información muy relevante que se comparte a través de este medio. Además,  se genera la obtención o recolección de metadatos (información sobre otra información como búsquedas, horas de uso de teléfono, aplicaciones abiertas, batería y hábitos de usuario, por poner ejemplos).

Este anuncio alertó a la población mundial, teniendo como consecuencia millones de descargas de las aplicaciones TELEGRAM y SIGNAL. La noticia preocupante ha sido la transferencia de datos personales e información a Facebook por parte de Whatsapp, porque hay que recordar que Facebook es el actual dueño de Whatsapp desde el 2014.

Esta información es poder, porque si lo vemos al corto plazo puede identificar patrones e información que pudiera no resultar favorable para nosotros. Si lo vemos a largo plazo, un supuesto o ejemplo es que esta información pueda llegar a aseguradoras y ser evaluada como riesgo, lo cual tendría impacto directo tanto en el precio, como en las oportunidades de ser atendido médicamente y de calidad. 

Uno de los principales problemas es que Facebook no ha sido un referente en materia de privacidad y protección de datos personales, por el contrario, siempre ha estado en el ojo del huracán. Esto es correcto porque, en efecto ha omitido proteger la información personal y transgrede las leyes de la materia, prueba de ello es la multa sin precedentes de 5 billones de dólares que le impuso la Federal Trade Comission de Estados Unidos por no tener un control o administración idónea del tratamiento de datos personales. Además de “dar pasos inadecuados y violatorios” según la misma FTC.

Asimismo, ha tenido fugas de datos exponiendo a un aproximado de 50 millones de usuarios. Pero Telegram que es la que ha estado ganando millones de usuarios en días recientes tampoco se ha salvado, ya que ha sufrido fugas de datos o “data breaches” en las que también se ha expuesto información de los usuarios, esto se expuso en un foro de Darknet.

Aunque también Telegram ha sido multada por 14 mil dólares por no entregar toda su información al Gobierno de Rusia, ya que solicitaban dicha información con motivo de seguridad nacional y antiterrorismo.

Asimismo, pareciera que Telegram es una organización por su dirección web: https://telegram.org; sin embargo, en la política de privacidad se establece que es una empresa en calidad de sociedad mercantil “… Telegram Messenger, Inc.”. Respecto de las transferencias de datos personales establecen que pueden comunicar tu información a otros usuarios de Telegram o al grupo empresarial (numeral 8, 8.1 y 8.2 de las políticas de privacidad).

Por lo comentado anteriormente, podemos concluir que es inseguro utilizar cualquiera de estas dos plataformas digitales sociales de mensajería instantánea, ya que el “core business” (producto principal) es tu información.

Por último, se encuentra Signal App que es una plataforma de Signal Org. La diferencia entre esta entity o persona moral es que es una organización no lucrativa (similar a lo que en México conocemos como una A.C.) y distinta a Whatsapp del grupo de Facebook y Telegram de Durov.

Signal App es de fuente abierta, que quiere decir que el código completo del desarrollo o del software como tal, es público. Se ofrece una encriptación total, solamente requieren de inicio tu número telefónico y no información bancaria, patrimonial o metadatos.

Parecerá broma, pero incluso el diseño de la pantalla de Signal está basado en la privacidad ya que no es sencillo que, si alguien a lado está husmeando o quiere enterarse, pueda lograrlo.

Los términos y condiciones de Signal, así como la política de privacidad son consultables en la siguiente liga: https://signal.org/legal/

Todo esta esta información te ayudará a tomar una decisión informada sobre la aplicación de mensajería instantánea que desees usar. A fin de cuentas, cada quien valora su privacidad y toma las decisiones que a su estilo de vida o modelo de negocios conviene; sin embargo, recomendamos ampliamente comenzar a practicar una cultura de privacidad, misma que se ha visto mermado por tanto avance en la transformación digital y el uso de smartphones, tablets y demás tecnologías.

Escrito por Claudia Rodriguez y Luis Hernandez Ríos

Luis Hernández Ríos, Socio de Herrí Legal. Licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana. Especializado en las materias de Privacidad y Protección de Datos Personales, Derecho Penal, así como de la dimensión corporativa legal y nuevas tecnologías.

En Concreta Legal estamos para orientarte en todo lo referente a tu registro de marcas, el uso de tu slogan y la protección de tus derechos de autor, a fin de que logres tomar una decisión informada y evitar cualquier trago amargo durante todo tu proceso.