NFT’s (tokens no fungibles) y la Propiedad Intelectual

NFTs-propiedad-intelectual

Los NFT’s o tokens no fungibles han ganado popularidad en los últimos tiempos ya que son el último fenómeno de criptomonedas en generalizarse, en gran parte su popularidad aumentó por uno de los memes más antiguos, Nyan Cat, un GIF creado en el año 2011 por Christopher Torres y vendido en febrero del 2021 por aproximadamente 600 mil dólares, esto equivalente a $12,354,000 pesos mexicanos que, habiendo miles de copias de este GIF su creador decidió realizar una versión especial del famoso meme y venderlo a través de una subasta de cripto-arte.

via GIPHY

¿Cuáles son los NFT’s más famosos?

Incluyendo que el pasado 11 de marzo se vendió en 69.4 millones de dolares, en una subasta de Christie´s, una obra digital llamada “Everydays: The First 5,000 days” que consta de un collage con 5 mil imágenes del artista digital Mike Winkelmann mejor conocido como Beeple, considerándose el NFT más caro de la historia y una de las obras más caras vendidas por un artista vivo.

¿Qué es un token?

Para poder comprender que son los NFT’s primero debemos tener claro que es un token.

Los tokens son representaciones de valor de manera digital que se basan en blockchain. Siendo unidades de valor ya que son una manera segura y práctica de representar propiedad.

¿Qué significa blockchain?

Es un sistema que organiza la participación de servidores alrededor del mundo y sirve para registrar transacciones, almacenar información y lo que se nos ocurra siendo esto inalterable.

Entonces ¿Qué son los NFT’s?

Teniendo lo anterior entendido los NFT’s por sus siglas en inglés “tokens no fungibles” son los que cada token son imposibles de dividir o fusionar con otros de su misma clase, ya que son únicos, raros e indivisibles.

En un concepto más simple, los NFT’s convierten las obras digitales o cualquier objeto digital en un activo único y verificable gracias al blockchain, haciendo más sencilla su comercialización.

¿Qué aplicación se le puede dar a los NFT’s?

Los NFT’s se pueden representar en una infinidad de cosas, entre todo eso está el arte digital, poniendo el ejemplo de una obra de arte en físico, esta se pueden reproducir miles de copias y ser vendidas, pero siempre existirá una que es la original. Es lo mismo que pasa con el NFT’s y el blockchain que al tener cada archivo información distintiva no puede ser copiada, puede ser verificada su autenticidad y permite identificar el propietario de la pieza de arte digital.

¿Qué ventajas se obtienen de usar los NFT’s en un registro de Propiedad Intelectual?

Gracias a esto muchos artistas han tenido la oportunidad de comercializar su arte sin necesidad de llevarla a una exposición física, siendo esta una ventaja en la actualidad por el tema de la pandemia.

¿Cuáles son los riesgos que existen de usar los NFT’s?

Como ya mencionamos, las obras pueden ser autentificadas gracias al Blockchain y no pueden ser duplicadas estas mismas. Sin embargo, existen riesgos en los que los Derechos de Autor se vean violentados. En la actualidad nos es tan sencillo tomar una fotografía de una pieza de arte y capturarla como un NFT.

¿Se pueden proteger los NFT’s con derechos de Propiedad Intelectual?

Al igual que ocurre con las criptomonedas, si los creadores de NFT’s deciden dar nombres propios a sus tokens, estos pueden ser protegidos como marcas comerciales. Pero esto no ha ocurrido ya que crearía confusión dentro de la comunidad de consumidores de NFT’s.

Recientemente en Reino Unido se hizo posible la protección de marcas gráficas como un archivo gráfico, haciendo posible la protección de cualquier representación de los NFT’s.

En México no existe una legislación que proteja en específico un NFT, pero para crear un NFT primero se recomienda proteger la obra ante la institución correspondiente y después acuñar un NFT, ya que sin esto habría riesgos de copia de la obra.

Ya teniéndola registrada y transformada en NFT el autor si decide venderla, puede conceder licencias de uso al comprador, decidiendo si concede licencia de uso de forma personal o de uso comercial.

¿Cómo puedo crear un NFT?

De acuerdo con El Economista:

“Cualquier usuario de internet puede crear un “NFT”. Para ello hay que pasar por alguna de las plataformas especializadas, como Rarible u OpenSea, en las que descargar el archivo que se convertirá en “NFT”. Para realizar la operación, se deberá pagar una tarifa, a menudo inferior a 30 dólares por archivo. Esta comisión se pagará en criptomonedas, la mayoría de las veces Ether, una de las más utilizadas, junto a Bitcoin. Una vez en la plataforma, el creador del “NFT” podrá venderlo. También podrá establecer, de forma anticipada, el porcentaje que recibirá sobre todas las posibles reventas de este archivo por parte de otros internautas.”

¿Los NFT podrían llegar a sustituir a los registros de Propiedad Intelectual?

La respuesta es que no y para esto es necesario diferenciar la propiedad de la NFT de la propiedad del contenido y/o los derechos de propiedad intelectual que contiene la NFT.

Una persona puede ser creadora de una obra, pero si esta obra no está protegida ante la Institución correspondiente puede ser utilizada libremente sin necesidad de licencias por demás personas. En cambio, si la obra está protegida ante la Institución y alguien más utiliza la obra de manera comercial por ejemplo, la persona que la utiliza sin los permisos y las licencias correspondientes puede ser sometida a infracciones o multas en materia de Derechos de Autor.

En Concreta Legal estamos para orientarte en todo lo referente a tu registro de marcas, el uso de tu slogan y la protección de tus derechos de autor, a fin de que logres tomar una decisión informada y evitar cualquier trago amargo durante todo tu proceso.