Juicio de nulidad en contra de una negativa de marca ¿me conviene?

Juicio de nulidad

Imagina que te acaban de dar la noticia que nadie quiere escuchar cuando solicitan el registro de una marca ante el IMPI: la negativa de tu registro. Tal vez lo primero que te preguntes es: ¿por qué a mí? ¿ahora qué hago, si estoy seguro de que el proceso lo realicé correctamente?

Si esta es tu situación no te preocupes, ya que puede ser que la negativa de tu registro aún tenga una solución. Resulta que existen 2 tipos de acciones legales (Recurso de Revisión y Juicio de Nulidad), mejor conocidas como medios de impugnación, que son las opciones que tienes como titular de una marca para solicitar la modificación de una resolución emitida por el IMPI que no te favorezca.

En este artículo te vamos a explicar las ventajas y desventajas de presentar el Juicio de Nulidad, los costos que puede tener, el tiempo que tienes para presentar el recurso y si es conveniente o no que todas las personas que recibieron la negativa de su marca decidan tomar este camino.

¿Cuáles son los medios de impugnación que puedo emplear para tratar de recuperar mi registro de marca?

Si bien, ya mencionamos que existen dos recursos que podemos utilizar para poder pelear el registro de nuestra marca, del que vamos a hablar más a fondo es el JUICIO DE NULIDAD.

Este recurso es un medio de defensa que puede hacer valer un particular (en este caso el dueño del registro de marca o su representante legal) en contra de actos o resoluciones que emita una autoridad “El IMPI” que le cause algún perjuicio en sus derechos (como la negativa de su registro de marca).

El Juicio de Nulidad es presentado y llevado a cabo por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA) que será el encargado de revisar y dictaminar si la resolución que emitió el IMPI fue dictada conforme a derecho.

El plazo para interponer este recurso es de 45 días hábiles siguientes al que haya surtido efecto la notificación de la negativa de registro de marca que te haya hecho llegar el IMPI y su resolución puede tardar hasta 2 años; por ello esta opción del juicio de nulidad no siempre es la más conveniente.

Algo que debes tener muy en cuenta es que este recurso es costoso, y no solo estoy hablando del costo monetario, ya que también debes invertir mucho tiempo, esfuerzo.

Lo más importante de todo es que debes contratar un abogado especializado en el tema. Como ya sabes, en CONCRETA podemos ayudarte con todo lo relacionado a tu marca, pero sobre todo evaluaremos tu caso en específico para poder darte la mejor solución, debido a que no todas las negativas de marca deben ser peleadas a través de un juicio de nulidad.

¿Cómo puedo saber si me conviene interponer el Recurso de Nulidad en contra de la negativa de registro de marca ?

A diferencia del Recurso de Revisión, que es uno de los más usados y rápidos, ya que se interpone directamente ante el IMPI con el propósito de que vuelvan a revisar y considerar si la decisión de negativa realmente afecta al titular, el Recurso de Nulidad es uno de los procesos que se utilizan con menor frecuencia y el menos recomendado para defender tu marca.

Para aquellas personas que no están familiarizadas con el tema de registro de marcas y con su nulidad, es importante que sepan que después de que hayan realizado su trámite de registro de marca, el IMPI tiene un período de 4 a 6 meses para poder otorgarla o en este caso negarla.

¡Ojo! en caso de que el IMPI tome la decisión de negar tu registro de marca, debe siempre mandar un aviso a través de un oficio, en el cual deberá explicarte a detalle por qué negaron tu registro de marca, a continuación, te daré algunos de los motivos por los cuales el IMPI pudo haber decidido negar tu marca.

  1. Debido a que entre tu marca y cualquier otra que ya se encontraba registrada existía una notoria confusión fonética (es decir que eran muy parecidas o similares), por ejemplo: la marca que deseas registrar es Wimbo y te fue negada debido a que ya existe una marca registrada muy parecida a la tuya que es Bimbo.
  2. No contestaste algún requerimiento que te pudo haber hecho el IMPI.
  3. Se dio contestación a algún requerimiento, pero fue contestado de forma errónea.
  4. El nombre de la marca que deseas registrar es descriptivo, es decir, hace referencia a algo propio de la clase en que se está registrando.

Estos son los ejemplos más comunes de porqué el IMPI puede negarte o llegar a requerir tu registro de marca, si quisieras saber más motivos en los que puede basarse el IMPI para otorgar la negativa, te recomiendo leer el artículo 173 de la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial en donde vas a encontrar 22 fracciones que mencionan qué palabras, frases o nombres no podrán ser registrados como marca.

Ahora, para dar contestación a la pregunta ¿Cómo puedo saber si es necesario interponer el Recurso de Nulidad? Es cien por ciento necesario que un especialista en Propiedad Intelectual evalúe tu situación y analice con lupa el escrito en el que el IMPI te negó el registro y revise tu expediente, ya que a través de este análisis podrá saber si tú caso es muy serio y si tú única opción es el Juicio de Nulidad si lo mejor es planear una estrategia para intentar de nuevo el registro de tu marca pero está vez agregando alguna otra palabra, frase o un nuevo logo.

Recomendaciones para evitar que el IMPI niegue o requiera tu registro de marca

En blogs anteriores, te hemos dado algunos tips para que el registro de tu marca sea todo un éxito, y en esta ocasión vengo a recordarte algunos de ellos, sino es que los más importantes.

  1. Evita registrar tu marca ante el IMPI sin antes haber realizado una búsqueda fonética exhaustiva.
  2. En caso de que tu marca ya esté registrada o se parezca un poco a alguna otra marca, ten en mente más opciones de nombres que puedas registrar.
  3. No empieces tu negocio sin antes haber registrado tu marca, ya que puede que alguien más la registre a su nombre y todo tu trabajo y esfuerzo se vea perjudicado.
  4. Pide ayuda a un especialista, aunque creas que tu marca es la más innovadora o que el proceso de registro es el más fácil.

Por último, quiero recordarte que NINGÚN abogado puede asegurarte el registro exitoso de tu marca. En caso de que algún abogado te quiera convencer, corre, es un engaño y no lo digo para que desconfíes de todos los abogados, sino que la única persona que puede aprobar o negar el registro de marca, es el examinador del IMPI que llevará a cabo el examen y revisión de tu registro.

En Concreta Legal estamos para orientarte en todo lo referente a tu registro de marcas, el uso de tu slogan y la protección de tus derechos de autor, a fin de que logres tomar una decisión informada y evitar cualquier trago amargo durante todo tu proceso.