Guia para entender patentes

que-puedes-patentar

¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando escuchas a alguien hablar de patentes?

Probablemente lo primero que se te ocurre es pensar en los científicos o grandes inventores que han desarrollado múltiples productos o procedimientos que han presentado un gran avance para nuestra sociedad; pero, ¿te has preguntado alguna vez si estos inventos son susceptibles de ser protegidos mediante una patente?

De manera errónea solemos pensar que, con el simple hecho de crear algo, este puede ser objeto de patente cuando, en realidad, un invento debe cumplir con ciertos requisitos para que pueda ser protegido por una patente.

A continuación, en Concreta® te compartimos los puntos más importantes que debes saber sobre las patentes, así como cuáles son los requisitos que debe tener una invención para poder ser patentable.     

¿Qué es una patente?

Antes de centrarnos en los puntos específicos, es necesario entender lo que es una patente. Una patente es una de las muchas formas de protección de la propiedad intelectual, más precisamente, es la manera mediante la cual se protegen las invenciones. De acuerdo con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, se entiende por patente aquel documento que le concede el derecho exclusivo sobre una invención a su titular o titulares.

Te preguntarás, ¿de qué sirve patentar un invento? Pues bien, como se mencionó anteriormente, la patente le asegura al titular el uso exclusivo del objeto de la patente, por lo que esta no podrá ser utilizada por aquellas personas distintas al titular sin la autorización de este último. Ojo, este derecho no es permanente, ya que de acuerdo con la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, tiene una vigencia determinada de 20 años. Lo anterior quiere decir que, al finalizar estos 20 años, la patente caducará y por ende, pasará a pertenecer al dominio público.

Ahora que ya sabes los puntos generales acerca de las patentes, es importante destacar que no todo lo esté bajo el sol es patentable, como muchos establecen, ya que las invenciones deben de cumplir con ciertas normas para que puedan registrarse.

Requisitos que debe cumplir una invención para que pueda ser patentable:

1.- Debe ser novedosa

Es la característica más importante que debe tener una invención para que pueda patentarse y al mismo tiempo, se cree que es la más difícil de cumplir.

Por novedoso se entiende que la invención debe ser nueva, es decir, que no se encuentre en el dominio público. Asimismo, se entiende que un invento pasa a ser del dominio público cuando este es divulgado a la sociedad, ya sea que se haya hecho público por escrito, de manera oral, mediante internet, etc.

Por lo tanto, no podrá ser patentable un producto o servicio que ya fue creado o que es conocido por los demás. Peeero, es importante mencionar que no solamente debes de asegurarte de que tu invención sea novedosa en el país en el cual resides, sino que debe ser novedosa en tooodo el mundo, y es aquí cuando las cosas se pueden complicar. ¿Ya ves por qué decíamos que esta característica es la más difícil de cumplir?

Pero tranquilo, la Ley tomó en cuenta este aspecto y prevé un plazo de doce meses de gracia en el cual hace posible que una invención sea dada a conocer al público sin perder su novedad. En otras palabras, después de haber dado a conocer tu invención, por la razón que sea, al público, tienes doce meses a partir de que la hayas dado a conocer para poder patentarla.

2.- La invención debe ser resultado de una actividad meramente inventiva

La segunda característica que debe poseer una invención para ser objeto de patente es que debe ser resultado de una actividad inventiva. Esto quiere decir que la invención debe representar un avance suficiente y por ende, no debe ser obvia para un experto en la materia.

Para entender un poco más lo anterior, es necesario señalar que, al presentar tu solicitud de patente, esta debe ir acompañada de un documento llamado memoria descriptiva, el cual estará compuesto de múltiples capítulos y cuya finalidad será explicar la invención; incluye sus antecedentes, su finalidad y cuenta con dibujos y planos para una mayor comprensión. Ahora bien, el examinador encargado de la autoridad competente, en este caso del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, leerá dicho documento y establecerá si, en su opinión, la invención resulta obvia o no.

Por lo tanto, si alguien inventa un producto que no se haya creado antes, pero que fácilmente pudo haberse realizado por un experto en la materia, tampoco deberá ser patentable. 

3.- Debe ser susceptible de aplicación industrial

El último requisito a cumplir para que un invento pueda ser considerado patentable es que este pueda ser aplicado a la industria. De acuerdo con la Ley, por aplicación industrial, se debe entender la posibilidad de que la invención sea susceptible de ser producida o utilizada en cualquier rama de la actividad económica, para aquellos fines que se establezcan en la solicitud. ¿Qué quiere decir esto? En pocas palabras, la invención debe ser útil; no solamente debe ser una cuestión teórica, sino que debe tener un efecto práctico y de posible realización. 

Ahora bien, a pesar de lo anterior, la Ley aplicable contempla una serie de materias que no son consideradas invenciones y por lo mismo, no son susceptibles de protección por patente. Algunas de estas son las siguientes:

  • Los descubrimientos o teorías científicas, así como sus principios.
  • Las obras literarias o artísticas, ya que estas se protegen por el Derecho de Autor.
  • Los programas de computación.
  • El material biológico o genético, tal cual se puede encontrar en su naturaleza.
  • Las formas de presentar información.
  • Además, es necesario destacar que no todas las invenciones son patentables, ya que la Ley señala una lista de aquellos productos o procesos que no podrán ser objeto de patente. Entre estas, se encuentran las siguientes:
    • Aquellas invenciones cuya explotación comercial sea contraria al orden público o  a cualquier disposición legal: un claro ejemplo de esto sería utilizar embriones humanos con fines comerciales o aquellos procesos que involucren la clonación de los seres humanos.
    • Las variedades vegetales y las razas animales.
    • El cuerpo humano y las partes que lo componen. 

Ahora que ya sabes cuales son los requisitos que debe cumplir una invención para ser patentable, es necesario que busques a un experto en patentes para que te apoye con el trámite correspondiente y te asesore sobre si tu invención puede ser patentable. En Concreta® ofrecemos el servicio de patentes y brindamos la asesoría necesaria para responder todas tus dudas que tengas al respecto ;).

En Concreta Legal estamos para orientarte en todo lo referente a tu registro de marcas, el uso de tu slogan y la protección de tus derechos de autor, a fin de que logres tomar una decisión informada y evitar cualquier trago amargo durante todo tu proceso.